La lista de tareas para una vuelta al cole ZEN

Dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra y algunos diríamos que no solo es que tropiece dos veces sino que lo hace insistentemente mientras permanecemos vivos. Pero este año será diferente. ¿Sabes por qué lo sabemos? Porque, por fin, has aprendido. Si, este año es tu año y nosotros te vamos a ayudar a que esa vuelta al cole que es la protagonista de tus pesadillas de fin de verano, desaparezca. Al fin y al cabo, bastante tenemos con shock postvacacional, ¿No?

Una vuelta al cole ZEN en tres pasos

 vuelta al cole

Empecemos por el principio, hay una serie de preparativos previos que tienes que hacer, ¡Cuánto antes! Se trata de:

  • Conseguir el calendario escolar del colegio en el que vaya a estar el peque
  • Revisión de la ropa de colegio
  • Presupuesto total entre ropa, complementos, material…etc

Después de estas consideraciones pasaremos a la siguiente fase, mucho más estresante que la anterior, por supuesto. En ella se incluyen los días en los que se irá de compras, los días de limpieza de habitaciones, revisión de ropa, etc.

Después de esto llegará el tan temido momento – que, por cierto, cada año es más temprano -. Se trata de lo que debes hacer una semana antes de que empiecen sus clases. ¿De qué se trata? Básicamente consiste en reajustar los horarios, confirmar también los horarios laborales propios y de la pareja y daros un último homenaje en familia antes de que concluyan las vacaciones.

Las últimas vacaciones en familia

Si quieres que tus hijos no sufran el síndrome postvacacional al que tú te has acostumbrado, te recomendamos que optes por hacer la última escapada en familia una o dos semanas antes del final de las vacaciones. ¿Por qué motivo? De esta manera, los peques podrán despedir las vacaciones conscientemente. Además, tendrás una o dos semanas de adaptación para que los peques vayan, poco a poco, acostumbrándose a la rutina.

Durante esas dos semanas, establece un horario similar al que tendrían con las clases y, aunque no tengan nada que hacer, acostúmbrales nuevamente al horario de comidas y cenas habitual. De esta manera, la vuelta al cole será menos traumática y, de hecho, la acogerán con más ganas. Hay pocas cosas que puedan ser mejores para los más peques que el hecho de tener unos hábitos y no tener que adaptarse a varios ritmos diferentes en muy poco tiempo.

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.