Diferencia entre Embarazo de Riesgo y Riesgo en el Embarazo

Vamos a hablar de dos conceptos que, por las palabras, son muy similares pero tienen connotaciones totalmente diferentes. Además, a efectos legales, es muy importante hacer esta distinción.

Lo que debemos tener en cuenta es que NO es lo mismo el Embarazo de Riesgo y Riesgo en el Embarazo.

Embarazo de Riesgo

En esta situación lo que ocurre es que, por algún motivo, el embarazo es declarado de riesgo. Riesgo por ejemplo de un aborto inminente por cualquier razón que afecta todo el espectro de la vida de la trabajadora y no tiene nada que ver con su puesto de trabajo. O también por las complicaciones que puedan surgir.

Para la baja laboral por este motivo, se debe tener un informe médico del médico de cabecera en el que te da la baja por ese motivo. Esto dará lugar a una prestación económica de incapacidad temporal por enfermedad común, a partir del cuarto día de baja laboral. Será, por tanto, la Seguridad Social la que asuma el pago de tu sueldo de acuerdo a los criterios de enfermedad común.

Dicha baja puede revisarse por el inspector y solicitar alguna documentación adicional para mantener la baja.

En principio esto es sencillo y no genera duda alguna.

Riesgo durante el embarazo

Esta situación de Riesgo durante o para el embarazo es radicalmente diferente a la que hemos visto anteriormente ya que sólo afecta al espectro de vida de la trabajadora en relación con supuesto de trabajo. En este aspecto confluyen dos elementos, la situación de embarazo y el puesto de trabajo. Es decir que lo que realmente supone un riesgo para el embarazo, no es el embarazo en sí, sino el trabajo que se desempeña.

Cuando se da esta situación, es necesario que la mutua emita un informe junto con la empresa en la que se establezca con claridad las funciones de la trabajadora, el entorno y como puede afectar al embarazo.

Por poner un ejemplo. Una embarazada que tiene un embarazo normal sin ningún tipo de alteración, pero da negativo en la rubeola y trabaja con niños en una guardería. Este podría ser un motivo de riesgo para el embarazo debido a que el feto puede tener malformaciones si se contagia de rubeola y, precisamente, los niños son portadores, muchas veces de este tipo de enfermedades.

Otro ejemplo una trabajadora de una ambulancia. Su puesto de trabajo es de riesgo para el embarazo porque puede sufrir un accidente, un golpe o puede ser contagiada de una enfermedad.

En estos casos, y tras los trámites, el contrato de trabajo quedaría en suspenso y pasaría a ser la mutua la que abonara el sueldo a la trabajadora. Lógicamente esto sucedería si la empresa no puede ofrecer un puesto de trabajo distinto al que se está desempeñando.

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.