Cómo prevenir la tendencia a la depresión en niños

Vivimos en una sociedad que rara vez premia la diferencia o la hipersensibilidad. Más bien lo que premiará será, casi de seguro, la competitividad y destacar sobre otros. Es por esta razón que resultará imprescindible valorar la importancia de detectar determinados comportamientos del peque para saber si está cayendo en una de las lacras del siglo XXI. Se trata de la depresión en niños y la padecen cada vez más niños en todo el mundo. Según ha denunciado la OMS (Organización Mundial de la Salud) padecen esta enfermedad cerca de un 3% de los niños de todo el mundo.

Prevención de la depresión infantil

depresión infantil

La mejor manera de prevenir la depresión infantil pasa por conocer las causas de dicha depresión. Para lograrlo deberás contar con que los peques que son más susceptibles de padecer esta enfermedad son los niños más empáticos de lo común, inteligentes y sensibles. Normalmente, empiezan a experimentar falta de energía, pérdida de interés, pérdida de confianza, reproches, ideas suicidas o autolesivas, falta de capacidad para concentrarse y alteraciones del sueño diversas. También las variaciones de peso son comunes entre los más pequeños.

¿Cómo prevenir eficientemente la depresión infantil?

depresión infantil

Recomendamos para una correcta prevención, la implicación con las habilidades sociales y asertivas del peque. Si un niño no es capaz de expresar sus emociones resulta natural que termine desarrollando una depresión. Para prevenir su aparición abre el diálogo con tu hijo de una manera más eficiente, escucha activamente sus quejas y motivos.

  • Escucha activa
  • Observación no participante
  • Desarrollo de las habilidades sociales
  • Apertura del canal de comunicación

Aunque es habitual que los más pequeños tiendan a exagerar y dramatizar, lo cierto es que en muchos casos resulta imprescindible que tengamos en cuenta la gran importancia que conlleva todo lo que está vinculado a la depresión infantil. En todo caso, resultará interesante poder descubrir que con solo una escucha activa y una observación no participante – al menos en un primer momento – es posible detectar, prácticamente, cualquier problema o trastorno que pueda estar presentando nuestro peque. En ocasiones, no hay nada más eficiente que “abrir los ojos” a la realidad que vive nuestro hijo. 

depresión infantil

Esperamos que te haya resultado muy útil este artículo. Si quieres, puedes conocer mucho más acerca de tu bebé en el ámbito psicológico o nutricional. Te recomendamos, no obstante, un artículo que te encantará; conoce la moda de primavera verano para bebés que reinará en 2016. Enjoy!

(Visitado 1 veces, 2 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.