La polémica de la cenología de IKEA

Han pasado ya algunas semanas desde que el ya mítico anuncio de IKEA llegará a nuestros televisores levantando ampollas a su paso. Y es que los padres se sienten furiosos, los maestros se sienten furiosos y todos están en contra unos hacia los otros salvo quienes lo tienen que estar; los legisladores laborales y educativos que no establecen leyes complementarias y conciliación real para las madres y padres que trabajan fuera. ¿Qué es lo que se hace? Venga deberes y más deberes. Esa es la clave para el rendimiento académico en este país; que lo haga el alumno.

La realidad del sistema educativo español o una gran campaña de la cenología de IKEA

Todos sabemos que IKEA lo que quería era vender. Y si no lo sabías tú, ahora ya lo sabes. Más allá del anuncio (hay que dar la enhorabuena al equipo creativo que hay detrás), la realidad es bastante trágica y similar; madres y padres con horarios imposibles que llegan a casa tarde y completamente agotados, niños de 12 años que tienen que pedir ayuda a sus padres para realizar deberes que están completamente en discordancia con la capacidad lógico-matémica y cognitiva que un peque tiene a esta edad…etc.

El panorama es desolador pero lo realmente malévolo del asunto es que padres y maestros están luchando entre ellos, proponiendo sus posturas sin mirar más allá y ver la cruda realidad; que si un niño tiene que estar entre 7-8 horas con los morros en los libros, algo falla. Vamos a hacer un repaso del horario de un niño de 12 años (que ya ha entrado a secundaria).

El horario de un niño de 12 años o el trabajador explotado precoz

Un niño cualquiera se levanta a las 7:30 horas. Llega a clase a las 8:30-9 horas según la distancia de la que esté de su colegio. En los casos en los que un progenitor puede llevarle, va en coche. Si no, en autobús. Está desdelas 8:30 horas hasta las 14:15 horas aproximadamente (algunos más) en el colegio. Después debe volver a casa. Algunos tienen actividades extraescolares así que se quedan en el comedor escolar (las actividades extraescolares cuentan para el currículum, a diferencia de antaño).

Si llegan a comer, lo hacen entre las 14:30 horas y las 15:00 horas. Si sus padres trabajan es difícil que coincida con ellos. Seguramente será su abuelo o abuela quién les atienda. Entre las 15:30 y las 17:30 horas es posible que tenga que ir a actividades extraescolares o, incluso, a clases particulares. A eso de las 18 horas se pondrá a hacer deberes hasta las 20 horas. A las 20,30 horas se irá a cenar para poder estar a las 21,30 horas en la cama. Juzguen ustedes mismos.

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.