Mi bebé pierde peso, ¿Qué hago?

Ahondamos en las causas por las que tu peque no gana peso y te mostramos algunas claves para que puedas tratar los potenciales problemas que puedan llegar a aparecer. Qures conocer las soluciones? Descúbrelas fácilmente gracias a que te proponemos causas y soluciones probables. ¡Enjoy!

Causas por las que mi bebé pierde peso

mi bebé no come bien

Es habitual que los bebés pierdan entre el 5 y el 7% de su peso en las primeras semanas de vida pero cuando empieza a ser preocupante se suelen barajar múltiples razones. Estas son algunas de ellas:

  • Problemas en tiroides: especialmente dentro del útero. Este es junto al síndrome poliquístico uno de los motivos más comunes del no crecimiento en fetos y neonatos.
  • Problemas al dar el pecho: Una mala postura puede ocasionar una mala succión por parte del bebé que, por supuesto, llegará a ocasionar un descenso de peso.
  • No pasarse ni con los líquidos ni con los chupetes: Una de las causas por las que se pueden tener problemas a este nivel es que a los bebés se los entretiene con el chupete cuando es posible que lo que tengan sea hambre.
  • Frenillo lingual: Esta es una causa muy común y que nada tiene que ver con la madre sino que está asociada a una mala succión a causa del frenillo lingual.
  • Síndrome de Down: En estos peques se suele unir la hipotonía a una lengua más grande de lo habitual por lo que los problemas a la hora de amamantar se incrementan.

Soluciones para la pérdida de peso

En numerosos casos no es un problema complicado de resolver. Lo único que suelen prescribir los expertos es que si persiste se acuda al pediatra. En un primer momento, no debería ser preocupante pero si sobrepasa entre un 10 y un 15% del peso puede que la complicación sea mayor. Este es el motivo por el que merece la pena que las mamás y papás deberán estar atentos a estas posibles alteraciones.

¿Qué sucede si el bebé pierde un exceso de peso? Principalmente lo que ocurrirá será que cada vez estará más débil. Esto hará que sea mucho más vulnerable a contraer determinadas enfermedades que agreden a los más peques. Es por ello que la regla de oro está en comunicar al experto un descenso superior al 10-12% de peso en cuyo caso será posible garantizar un correcto tratamiento pediátrico así como la preservación de la salud del bebé.

Imágenes:  , 

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.