Cómo prevenir la obesidad infantil desde que es un bebé

La obesidad se está convirtiendo en una de las cinco principales causas de muerte en los países desarrollados. De hecho, está considerado un indicador de pobreza en las sociedades occidentales. Es por ello que en los últimos años, los expertos se han hecho eco de la necesidad de prevenir la obesidad infantil. Y es que un gran número de niños con obesidad llegan a desarrollar una obesidad mórbida a lo largo de toda su vida. Los riesgos para la salud que conlleva la obesidad son bien conocidos (hipertensión, diabetes, colesterol, fatiga…etc). ¿Quieres saber cómo evitarlo en los más peques?

Consejos para prevenir la obesidad infantil

Prevenir obesidad infantil desde que es bebé

1.La calidad, mejor que la cantidad: Es muy habitual que nos emociones añadiendo comida a su plato porque pensemos esa frase tan extendida entre los abuelos de; “está en época de crecimiento”. Vamos a ver, un niño necesita un determinado número de calorías, ni más ni menos.

2.Los productos lácteos, mejor desnatados: Se tienen evidencias que los niños engordan enormemente con este tipo de alimentos que, por otra parte, no aportan demasiado pasados unos años. Los yogures son, de seguro, lo único que debe seguir tomándose en cuestión de lácteos. A fin de cuentas, ningún animal continúa tomando leche después de la etapa de lactancia, ¿Por qué los humanos sí? La respuesta es bastante sencilla ya que, en un pasado, la leche era bien considerada debido a que aportaba muchas vitaminas, lípidos y proteínas. Actualmente, la variedad en la dieta no requiere que impliquemos esta opción.

3.Si tiene sed que beba agua: Esa moda de darles zumos es una de las mayores fuentes de azúcares y calorías vacías. Y es que muy pocos de estos zumos tienen los nutrientes naturales en la cantidad adecuada.

4.Deporte, lo primero: Si vosotros sois sedentarios, ¿Cómo esperáis que vuestros hijos sean activos? Los niños imitan lo que ven a su alrededor y lo hacen de una manera natural. Los hábitos en la alimentación, el picoteo y el deporte son algunas de las características que ellos tienden a imitar.

5.Poca televisión y menos bollería: Algunos recordamos no sin cierta nostalgia, aquellos años en los que veíamos la TV (mucho, realmente mucho) y, aún así, teníamos tiempo para …TODO. Y es que cuando eres peque puedes ver dibujos animados dos horas, salir a correr cinco horas, estudiar y que te sobre tiempo para …seguir jugando. ¿Cuál es el problema actual, entonces? ¿Puede que los peques hayan sustituido jugar por ver TV, internet y videojuegos en su totalidad?

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.