Bebés de juguete, ¿Práctica para ser mamá o locura?

La fiebre se desató hace un par de años y, desde entonces, cada vez son más las mujeres que deciden gastar unos cuantos cientos de euros en un bebé de juguete. Según dicen su tacto es tal y como el de un bebé y resulta interesante como práctica. ¿Pero no hay nada más allá? Revelamos un poco más acerca de esta fiebre que, aunque no es nueva, está más vigente que nunca; ¿Y tú qué opinas? Bebés de juguete, ¿Práctica para ser mamá o locura? Enjoy!

¿Un muñeco para sustituir a un hijo?

¿Un muñeco para sustituir a un hijo?

Con un precio de 400 a 3000 euros estos juguetes parecen verdaderos bebés. Cuando se adquieren, se otorga un certificado de adopción. Los “reborn” están a la orden del día y cientos de mamás de adopción los toman como si fueran suyos. ¿Locura o práctica para ser mamá? Pues más que locura, según apuntan los expertos, es una terapia que funciona bastante bien. Especialmente cuando la madre ha sufrido la pérdida de un bebé neonato o a los pocos meses de dar a luz, la presencia de un bebé de juguete (que, por cierto, pesan unos 3 kg, es decir, como un bebé de verdad) puede calmar enormemente a la mamá.

La parte siniestra es justamente esta; la búsqueda de un sustituto del bebé perdido. Según asegura una de las vendedoras de las guarderías de los “reborn” “yo recibo muchísimos encargos de madres que han perdido a sus bebés. Casi el 20% de los que hago”. Pero también hay adultos que, simplemente los coleccionan. No obstante hay casos de mujeres que perdieron a su bebé y pider a creadores como esta que recreen a sus bebés ya fallecidos. Es un mundo en el que no se sabe hasta qué punto puede beneficiar o perjudicar a largo plazo.

Si se te escapa de las manos, consulta a un psicólogo

Aunque la mayor parte de los que los adquieren lo hacen con pleno conocimiento de causa y atendiendo siempre a un afán de coleccionismo, hay casos en los que se debe atender a la salud mental de la mamá “adoptiva”. Un bebé de juguete nunca llegará a ser un hijo al igual que no lo son las mascotas, por ejemplo. Ser consciente de esto te llevará a que puedas entender si has elegido bebés de juguete, ¿Práctica para ser mamá o locura? Si es la segunda razón puede que necesites ayuda de expertos.

(Visitado 1 veces, 3 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.