Alimentación sana: cómo conseguir que tome fruta

La fruta y la verdura suele ser lo que menos agrada a los bebés. ¿Sabías que tiene su sentido a nivel biológico? Las verduras así como las frutas tienen una acidez que lleva al instinto infantil a rechazarla. Por eso, los peques responden mejor a lo dulce que a lo ácido. Sucede lo mismo con otros productos como es el café. Durante la infancia estos alimentos son considerados tóxicos para el organismo, simplemente, por una cuestión de descarte. Y es que estamos programados para que no nos guste lo ácido para evitar posibles intoxicaciones (si nos damos cuenta, prácticamente todos los productos en mal estado son amargos o ácidos). Sin embargo, vamos desaprendiendo esto a lo largo de nuestra vida. Te explicamos cómo conseguir que tome fruta en función de esto.

5 tips para conseguir que tome fruta y disfrute de una alimentación sana

Alimentación sana: cómo conseguir que tome fruta

#1.Smoothies, la nueva sensación

Alimentación sana: cómo conseguir que tome fruta

Si a ti te gustan, ¡Imagínate a ellos! Los peques disfrutarán desde bien pequeños de los Smoothies. Te recomendamos que para que sean más saludables, evites en la medida de lo posible los azúcares añadidos así como cualquier elemento para endulzarlos. Si que puedes añadir trozos de fruta en el exterior para mejorar la presentación. Eso si, los peques y los tropezones de frut son casi siempre incompatibles así que, de realizar un batido, hazlo sin grumos. 

#2.Fruta a gogó

No hay nada peor para que un niño coma fruta que el hecho de no tenerla a mano. Inclúyela en su dieta, al menos, 2 veces al día. Te recomendamos que aproveches el desayuno o la merienda.

#3.Varía de fruta y propón las que más le gusten

No hay niños a los que no les gusta la fruta sino peques que no quieren comer una fruta en concreto. Por eso, varía. No vale con tener manzanas. Es posible que tu peque prefiera otras frutas como plátanos, peras o mandarinas porque son mucho más dulces. También el melón o la sandía suelen gustar mucho entre los niños. En todo caso, no les obligues a comer las frutas que te gustan a ti o las más básicas y diversifica. El resultado será sorprendente.

#4.Presentación impecable (eso sí, sin cortarla)

Obviamente, si el peque es muy pequeño es natural que le cortes la fruta pero a medida que vaya creciendo es recomendable que le dejes a él. ¿Por qué? Muchos peques comen la fruta porque sus padres pelan sus manzanas o kiwis. A medida que crecen dejan de tomarla por pura pereza. Ante esto, también puedes optar por frutas como las mandarinas o los plátanos para que no pierda el hábito.

#5.¡Come fruta tú!

El ejemplo es la mejor teoría que les puedes dar a tus hijos.

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.