Cómo es la alimentación del bebé el primer año de vida

¿Sabías que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que mantengas la lactancia materna hasta los seis meses como mínimo? A partir de ahí puedes empezar a introducir los alimentos paulatinamente. Te contamos cuáles son las diferentes etapas que siguen los bebés cuando se van introduciendo alimentos en su dieta.

Alimentación del bebé de menos de 1 año de edad

Cómo es la alimentación del bebé el primer año de vida

El crecimiento del bebé se determina, en gran medida, porque los peques cuentan con el momento más delicado durante su primer año de vida. Hasta los 6 meses las necesidades de energía de un bebé son de unas 550 calorías diarias. Este monto se va incrementando hasta las 1000 calorías aproximadamente a lo largo de este año. ¡Es decir, se duplica!

Si tenemos en cuenta que un adulto debe ingerir unas 1800-2000 calorías, llegamos a la conclusión de que además de que su necesidad calórica es un 50% más alta en un año, también se trata de la mitad de las calorías totales que va a consumir cada día durante el resto de su vida. Ante esto, las mamás y papás deben descubrir como se debe proceder para hacer de este paso, un camino más fácil. ¿Cómo?

Introducción a la alimentación para bebés

  • Destete: A los 6 meses, aproximadamente, se empieza a alternar la leche materna con otros alimentos. Es entonces cuando aparece la primera pregunta:¿Qué alimentos le doy?
  • Papillas y trozos de alimentos: ¿Alguna vez has visto al hijo de tu amiga con un cacho de pan en la mano, mordisqueándolo, con apenas 7 meses? Los bebés son muy intuitivos en lo que a comida se refiere y, si a eso le añadimos que atraviesan la fase oral, ya está toda la explicación hecha. Y es que poco a poco el peque puede ir sustituyendo unas opciones de alimentación por otras.

Qué darle al bebé a partir de los 6 meses

La ingesta de alimentos sólidos para el bebé es crucial y, de hecho, deberíamos respetarla. Pero, ¿Qué darle? Son numerosos tipos; cereales, frutas, verduras o carne aunque en papilla. También puedes añadir un poco de yogur sin azúcar ni edulcorante aunque, eso sí, deberán ser muy pocas cantidades. El yogur es, posiblemente, el único lácteo que no le hará mal a tu pequeño así que no lo dudes y disfruta de las posibilidades que te brinda.

¿Quieres aportar tus comentarios para que otras mamás y otros papás puedan disfrutar a lo grande de todas las propuestas?Te invitamos a que lo hagas.

 

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.