Consejos para calmar a un bebé (en mitad de una rabieta)

Los bebés lloran por muchas razones y, de hecho, el llanto del bebé es su único medio de comunicación con sus padres. Es por ello que debes aprender a diferenciar cuando se trata de una rabieta (porque quiere ser el centro de atención) y cuando se trata de una necesidad que tiene. A fin de cuentas, un bebé no puede hablar y solo puede transmitir la información a sus papás a través del llanto. Descubre cómo calmar al bebé ya sea por una rabieta o por cualquier otro motivo.

6 recomendaciones para calmar a un bebé

Cómo calmar al bebé

  1. Acuesta al peque en la cunita boca arriba: Muchas veces el llanto es, simplemente, una reacción a cualquier cambio; desde la temperatura hasta la luz pueden sobresaltarlo. Si quieres que se calme, acuéstale boca arriba en la habitación y déjale. Vuelve cada cierto tiempo para cerciorarte de que su llanto no era una cuestión vinculada a alguna necesidad.
  2. En tu regazo boca abajo: Es una de las posturas más tranquilizadoras para el bebé. Si le frotas la espalda seguramente terminará por calmarse. Descubre todo lo que puedes aprender gracias a los peques.
  3. El chupete: Aunque no es bueno en exceso debes comprender que hay una etapa en la que los dientes están saliendo y le duelen. Por suerte para nosotros olvidamos ese hecho traumático pero eso no quita que a ellos les moleste.
  4. El poder de las mecedoras: No hay nada más relajante que el balanceo. Puede que sea porque le recuerda al bebé el tiempo que estuvo en el útero materno. El balanceo es tan natural como la vida misma. Sácale partido.
  5. Las nanas: Continúan formando parte de las técnicas principales para lograr lo que te propongas.
  6. La mochila portabebés y el vínculo entre los padres y el bebé: No hay nada como establecer un vínculo irrompible. En todo caso, te indicamos que te decidas por la posibilidad de que sea adaptable para que ambos podáis llevar a vuestro bebé por igual y que cree lazos con ambos.

¿Qué harías tú si necesitarás algo y no pudieras hablar?

En último lugar, queremos hacer una reflexión para que empatices con la situación de tu peque. Como dice el refrán; “quién no llora, no mama”. El llanto es el único medio de comunicación que utilizan los bebés. ¿Qué harías tú si te asustaras y no pudieras decir:”¡Qué susto!”?¿Y si tuvieras un poco de frío y no pudieras pedir una chaqueta?

 

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.