Cuando el bebé tiene que dormir en su propia habitación

Es una de las grandes dudas que les vienen a la cabeza a las madres y padres primerizos y que tienen mucha relación con el momento en el que el peque puede tener su propia habitación. Las alternativas son variadas y dependen de las necesidades de los padres y de cómo sea el propio bebé. Te contamos cuándo el bebé debe dormir en su habitación según la opinión de varios expertos en materia de educación infantil y psicología del desarrollo.

La edad “estándar” para que el bebé duerma en su habitación

Cuando el bebé tiene que dormir en su propia habitación

La edad habitual depende enormemente de unos progenitores a otros. Mientras que en algunos casos es posible a partir de los 3 meses, hay madres y padres que prefieren que su bebé duerma con ellos hasta los 6-7 meses de edad como mínimo.

Casos reales

Hay expertos que opinan que los bebés deben estar fuera de la cama de los padres, como muy tarde, cuando cumplan los 6 meses de edad. Sin embargo, hay psicólogos que han manifestado que esto depende de cada madre y de cada padre. De hecho, los hay que mantienen sus hijos junto a ellos hasta los 5 años edad.

Hay historias para todos los gustos como sucede en el caso de Sara y Adrián que decidieron que sus hijos de 2 y 5 años durmieran con ellos hasta la edad de 5-6 años. ¿Es esto perjudicial para los peques?¿Es beneficioso? Lo cierto es que en la educación de los peques hay muchas más variables que se deben tener en cuenta.

¿Pero cuándo pasar, en definitiva, al bebé a su habitación propia?

La respuesta es bastante más sencilla de lo que pudiera parecer; cuando tanto los papás como el peque quieran. De este modo, nos encontramos con una decisión tomada en común y sin fisuras. Una realidad que no podemos obviar en ningún momento. Por muchas especulaciones que se hagan al respecto lo cierto es que no hay estudios que verifiquen o nieguen que los bebés tengan que tener su propia habitación a una u otra edad. Por eso no es necesario obsesionarse con esto, ni mucho menos.

Si el bebé sufre en su habitación, no fuerces su “independencia”. Si tú o tu pareja sois lo que sufrís y no podéis dormir debido a la inseguridad, no lo hagáis. Nadie más que vosotros tiene que decidir cuál es lo mejor para el bebé, en este caso más que en cualquier otro. Y es que hay una tendencia común a querer entrar en la crianza de los hijos de los demás pero la realidad es que vuestros hijos son vuestros y de nadie más.

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.