Cuidado con etiquetar a tu hijo porque puede que definas quién va a ser

¿Quién no ha escuchado a algún padre decir a su hijo de menos de cinco años que “es muy patoso” o que es un “despistado”? Seguramente, ni ellos mismos se dieran cuenta de lo que estas actitudes pueden marcar a los más pequeños. Aunque hay infinidad de etiquetas que nos ponen y que no nos marcan, lo cierto es que lo que nos dicen nuestros padres se nos queda para siempre como un “sambenito”.

El niño “malo”, la que tiene “pelusa” y otras maneras de etiquetar a tu hijo

Cuidado con etiquetar a tu hijo porque puede que definas quién va a ser

Cuando era pequeña, mi hermana menor era más autoritaria con sus cosas que yo. Mi madre decía que ella tenía envidia y yo no pero lo que no entendía es que, primero, ella tenía 2 años y, segundo, llevaba toda su vida compartiendo cosas con otra persona mientras que yo tuve 5 años para disfrutar yo sola de mis padres, de mis juguetes y de todo mi tiempo. Nadie le dio importancia pero lo cierto es que mi hermana sigue pensando que es envidiosa a pesar de que no lo es más de lo que lo puedo ser yo o cualquier otro ser humano.

Si bien es cierto que hay algunas etiquetas que pueden marcar positivamente a los peques (que eres muy inteligente o que eres encantador), la mayor parte de observaciones que se hacen acerca de la personalidad de un bebé o de un niño pequeño son un flaco favor. Ese niño debería poder elegir quién quiere ser y no estar grabado a fuego por sus progenitores o por su entorno. Si, es cierto que no todos los niños son iguales pero, ¿De verdad cuesta tanto dejar de etiquetar a tu hijo como para exponerle a que le quede una marca de por vida?

Cómo evitar etiquetar al peque

Realmente esto no es nada difícil. Basta con seguir algunos ítems básicos:

  • Valora sus actos individualmente: Una acción no es el todo y, menos aún, cuando se es pequeño.
  • Refuerza lo positivo, no lo negativo: Céntrate en lo que si que hace antes que otros niños. Lo negativo tiene que saberlo, por supuesto, pero no se lo tomes como algo determinante. Todos podemos alcanzar un mínimo de control de casi cualquier cosa aunque no seamos los más habilidosos en esa materia.

Con estas dos recomendaciones podrás ver como tu peque disfruta a lo grande de sí mismo y de su niñez.

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.