Cómo detectar el síndrome de tourette en bebés

Este trastorno neuropsiquiátrico aparece en la infancia y hay ocasiones en los que se puede detectar de manera precoz. Así pues, consiste en la existencia de tics físicos y vocales. Se trata de un trastorno que ha sido heredado en la infancia. A pesar de que se sigue creyendo que se caracteriza porque quienes lo padecen se pasan el día insultando a los demás ya que adquieren estos tic, apenas una minoría lo presenta.

¿Cómo detectar el síndrome de tourette en bebés y niños pequeños?

Una buena noticia es que muchos de estos niños con síndrome de tourette pueden mejorar sus síntomas. Se presenta con mayor vehemencia entre los 5 y los 18 años en forma de tics nerviosos, carraspeos, toses, parpadeo en los ojos…etc.

#Tics vocales:. Es habitual que desde muy pequeños tengan determinados tics nerviosos tales como gruñidos, carraspeos, ladridos o griten palabras. También se debe destacar que, en la mayoría de los casos, es posible que los síntomas remitan por sí mismos.

#Tics físicos: Estos tics incluyen movimientos faciales involuntarios o en el cuello. Es habitual realizar muecas, encogerese de hombros o parpadear de manera inusual.

El síndrome de tourette no es una condición grave que afecte a la inteligencia o el desenvolvimiento. De hecho, está vinculado a posibles problemas al nacer y nunca debe sacarse de quicio. Se trata de un trastorno que no debería contar con mayores problemas. No hay cura pero las técnicas de relajación son muy óptimas.

El apoyo psicológico es la base

En la actualidad, existen medicamentos, asociaciones y técnicas para lograr que las personas con síndrome de tourette se integren aunque quizás lo peor sean los altibajos emocionales. Hay alternativas tales como el teatro que han dado buenos resultados a pacientes con síndrome de tourette. En gran medida esto tiene relación con el hecho de tener un apoyo tanto externo como interno. Te resultará posible que tu bebé tenga una mayor calidad de vida si existe una detección precoz.

En numerosos casos se ha relacionado el síndrome de tourette con el trastorno obsesivo compulsivo pero lo cierto es que se ha descubierto que tienen un exceso de dopamina. En todo caso resulta posible que, con los años, exista una mayor integración. Con el paso del tiempo resultará posible lograr que el afectado de síndrome de tourette sea más feliz y tenga un mayor bienestar. En definitiva, te recomendamos que no pierdas la esperanza y que trates de que tu hijo sea lo que tiene que ser; feliz.

(Visitado 1 veces, 8 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.