Qué es el lenguaje bimodal y como puede ayudar a tu hijo con disfunción intelectual

Se habla mucho últimamente de la comunicación bimodal pero, ¿Qué es el lenguaje bimodal específicamente? Te lo explicamos. Este lenguaje está pensado para que los niños y bebés con una discapacidad intelectual puedan relacionarse de una manera más óptima con el mundo que les rodea. En el caso de estos peques, el aprendizaje es más lento y debe basar en que el deseo de comunicar (que es el mismo que el del resto de los niños) se ajuste a sus capacidades intelectuales.

¿Pero qué es el lenguaje bimodal exactamente?

Lenguaje bimodal

Fue Duker uno de los principales especialistas en referirse al lenguaje bimodal y en crear trabajos que reflejasen estos trabajos. Así, el lenguaje bimodal se puede definir como un conjunto de medios verbales y gestos o medios no verbales que acompañan a las palabras y que ayudan a los niños a entender mejor el mundo que les rodea y, a su vez, a reproducir objetos y situaciones. Esta manera de comunicarse con otros ha tenido mucho éxito gracias a que el lenguaje bimodal conlleva que los niños con Síndrome de Down, por ejemplo, accedan a otro medio para comunicarse.

Y es que tal y como señalan diversos expertos, los gestos suelen quedar mejor grabados en la memoria que las palabras. Asimismo, los conceptos que podemos llegar a desentrañar con palabras son muy limitados mientras un gesto o, como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras. Estas son algunas de las características del lenguaje intermodal:

  • Facilidad para imitar ya que todo está a la vista.
  • Fácil de moldear.
  • No requiere de tanta precisión motora que otros patrones por lo que los peques con cuadros de hipotonía o retraso psicomotor también pueden ser partícipes y no frustrarse en el momento de la comunicación.

En la recepción de este lenguaje se perciben grandes ventajas como sucede en el caso de que se trata de un lenguaje más global que no requiere de una ordenación ni correlación de palabras. En un principio la introducción de signos manuales puede ser, además, un método muy óptimo para desarrollar las destrezas de los más pequeños. Del mismo modo, desarrolla tremendamente la memoria visual así como la cinestésica y mejora la expresión corporal de los más pequeños.

No olvidemos que la expresión no verbal alcanza un 90% de la primera impresión cuando se interactua con otros por lo que los peques que aprendan con un lenguaje bimodal tienen muchas posibilidades de contar con una ventaja añadida en el futuro.

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.