Cómo preparar un buen desayuno a tu hijo en edad escolar

Cuando los peques entran en la edad escolar deben haber aprendido a comer de todo y, una vez que esto se ha conseguido, debes enseñarles que el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, hay muchas razones por las que los peques se niegan a desayunar mucho y algunas de ellas son bastante sorprendentes. Te explicamos más acerca de ello.

¿Por qué a mi hijo no le gusta desayunar?

Cómo preparar un buen desayuno a tu hijo en edad escolar

Falta de tiempo: Un buen desayuno se tarda en preparar unos 15 minutos y se debe comer en no menos que 30 minutos. ¿Te estás preguntando qué clase de desayuno es ese? El de verdad, el que nunca comimos de niños porque nos untaban de bollería y tostadas con mantequilla y azúcar. Esta es la realidad acerca del desayuno; si quieres que a tu hijo le guste desayunar, el desayuno debe ser delicioso y sano. Además, debe despertar 1 hora antes de ir al colegio por la mañana – como mínimo -. Lo ideal es que se vista y ducha (10 minutos), tome su desayuno acompañado (30 minutos) y, después, pueda ver un capítulo de su serie favorita, leer un poco o jugar a la videoconsola (20 minutos). De este modo, su mañana habrá sido muy productiva e irá a clase con más ganas.

Los padres tampoco saben desayunar: En la cultura española hay un problema enorme con el tema del desayuno. Y es que se cometen dos errores; primero, solamente se come dulce; segundo, se tiene como una comida secundaria y prescindible que lleva, como mucho, 0 minutos. Si enseñas a tu hijo con tu ejemplo que el desayuno no sirve para nada, eso aprenderá.

Cómo preparar un buen desayuno a tu hijo en edad escolar (para que ame desayunar)

  • Zumo natural: Nada de smoothies ni de cosas por el estilo. Un zumo natural de toda la vida hace maravillas. Nunca envasado. Si está envasado es muy probable que contenga demasiado azúcar (recuerda que a los peques no les suelen gustar las texturas rugosas en la boca por lo que es recomendable que cueles la pulpa).
  • Frutos secos variados: Normalmente, los deshidratados no les gustan. Dale a probar diferentes frutos secos para saber los que les gustan. Un puñado de apenas unos 20 gramos servirán.
  • Yogur natural desnatado con miel natural: Prescinde de la leche a partir de los 3-4 años. ¿Sabías que puede ser contraproducente debido a sus altos contenidos en lactosa? Decántate por el yogur que tiene los mismos beneficios y refuerza su sistema inmunitario.
  • Plato principal: Una tostada integral, 1 tomate en rodajas y jamón serrano o 1 tomate en rodajas y una tortilla francesa o similar.
  • Postre: Lo ideal es que sea una fruta como un kiwi o similar pero a los peques quizás les gusten más las frutas dulces por lo que te recomendamos las mandarinas o los plátanos. Te recomendamos que, hasta los 10-11 años seas tu quién pele las frutas porque, ¿Sabías que hay muchos peques que no comen fruta por pereza?

 

(Visitado 1 veces, 1 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.