Tips para un hijo que se porta mal

Las pataletas y los gritos pueden ser una fase pero si esta se prolonga demasiado es conveniente que se conozcan las posibles causas sin estigmatizar. No caigas en el error de decir que tu hijo es malo con 3 años de edad. ¿Qué niño es malo o bueno? Puede que sea travieso pero no olvides que un niño, al igual que un adulto, no hace las cosas porque sí. Te explicamos más acerca de estas conductas que te pueden resultar tan estresantes perro que siempre están motivadas por algo. Enjoy!

Cómo saber por qué mi hijo se porta mal

Tips para un hijo que se porta mal

Los peques son verdaderas esponjas y, desgraciadamente, es muy difícil controlar todos los factores que llevan a un niño a convertirse en el típico “niño malo”.

Culpabilizar al niño, no a la acción

Es un clásico. Se le suele denominar malo al niño, no a lo que hace. No se dice; “eso está mal porque…” sino que se cae en alusiones directas a la persona “eres un niño muy malo”. Si a los adultos nos influyen este tipo de comentarios, imagínate lo que hace en un niño de 5 años esta creencia acerca de lo que es o no es.

Esta actitud por parte de los familiares y amigos de la familia puede llegar a desembocar en una verdadera actitud maliciosa. ¿Por qué? Siendo niños, nuestra capacidad de disentir con respecto a las valoraciones externas es muy limitada.

Malo por vocación

Es muy probable que si en esta etapa de desarrollo moral, si le dices a un niño que es malo, se lo crea. Asumirá el rol naturalmente, como si no pudiera hacer nada por cambiarlo. El gran inconveniente es que cuando vaya creciendo, la conciencia de que tiene este rol se mantendrá. Para evitarlo, te recomendamos que las normas y los castigos tengan un contenido claro y conciso.

Normas y castigos claros

Por un lado, las normas deben ser perfectamente claras y el peque debe conocer de antemano cuáles son las consecuencias. Estas deben ser siempre las mismas y deben adecuarse a la edad que tiene. Actuar de manera positiva y reforzadora de las conductas positivas es muy importante.

Por otro lado, los castigos deben ser inmediatos, especialmente a edades tempranas. El niño en sí no es el malo sino que es la acción la que requiere de una corrección. En conclusión, las normas y los castigos relacionados deben estar acordes a la importancia de la acción sin ser demasiado coercitivos.

 

(Visitado 1 veces, 2 visitas hoy)

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.