Bajar la fiebre: Cinco remedios para bebés y niños

Bajar la fiebre

Durante los primeros años de vida es muy frecuente que los bebés y niños pasen procesos febriles. Esto se debe a la respuesta de su sistema inmunológico ante las agresiones de virus y bacterias. Por ello, es importante decir, que en general la fiebre no es mala. Pero sí es necesario controlarla para que no suba más de lo normal. Aquí os vamos a dar cinco remedios naturales para bajar la fiebre de bebés y niños que, en ningún caso, sustituyen a la medicación que pueda prescribir un médico (generalmente ibuprofeno o paracetamol).

Compresas frías para bajar la fiebre

Una de las formas más efectivas es la utilización de compresas con agua fría para bajar la fiebre. El Agua es un gran acumulador de calor. Por ello unas compresas escurridas con agua fría, puestas por la cabeza y cuerpo del niño o bebé, nos puede permitir bajar la temperatura.

Quitar ropa para bajar la fiebre

Aunque parezca una obviedad, muchas veces cuando los niños tienen fiebre no les quitamos ropa que evita que el calor se disipe. Si estás en invierno debes tener un entorno a  una temperatura agradable y quitar alguna capa de ropa.

Infusiones para bajar la fiebre

La ingesta de líquidos es muy importante cuando se está atravesando un proceso febril sobre todo para evitar la común deshitratación. Por ello las infusiones son unos buenos remedios para bajar la fiebre en un bebé naturalmente. Para preparar una de las infusiones que se suele recomendar necesitarás dejar hirviendo 30 minutos lo siguiente:

  • 60 gr. de flores de saúco
  • 60 gr. de menta
  • 30 gr. de manzanilla
  • 1 litro de agua hirviendo

Baños de agua templada para bajar la fiebre

Los baños también son efectivos para bajar la fiebre. Deberemos llenar la bañera con agua caliente y meter al bebé. Estaremos jugando con él mientras va bajando la temperatura del agua, y con ello, la temperatura corporal del bebé o niño. Podemos repetir el proceso en varias ocasiones.

Que el bebé o niño esté tranquilo

Si el bebé o el niño están agitados, el cuerpo al estar en actividad suele generar más temperatura. Por ello debemos acostar al bebé o al niño y que se tranquilice para bajar la fiebre.

Si pese a lo anterior no baja la fiebre de tu niño o bebé, será necesario que vayas al centro sanitario más cercano para que traten el proceso febril.

Imagen: doranyiro Daddy’s girl via photopin (license)
Vía: Mamaderas.com

You may also like...

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.